Usos que quizá desconocías del hielo

Los cubitos de hielo se han convertido en un elemento fundamental de casi todas las cocinas del mundo. Su principal cometido es mantener nuestras bebidas frescas, pero tienen otras muchas utilidades desconocidas para la mayoría.

A continuación ANTARTIC te dará a conocer algunos trucos que estamos seguros de que hay muchas más utilidades que nosotros desconocemos, por eso te damos cinco usos que quizá no sabías y que te puede ayudar bastante.

  1. Eliminar el chicle (goma de mascar) de la ropa, alfombras y pelo

Los cubitos de hielo son de gran ayuda para eliminar el chicle de estas superficies. En el caso de la ropa y la alfombra, solo hay que cubrir la goma de mascar con hielos hasta que esta se ponga dura por acción del frío (no llega a congelarse, pero casi). Entonces, con ayuda de un cuchillo, podremos raspar el chicle y se despegará de una forma mucho más rápida.

En el caso del cabello, la técnica es más o menos la misma. Rodeamos la goma de mascar con hielos e intentamos eliminarla cuando se encuentre semicongelada. Si este método no funciona también podemos probar impregnándola con aceite, margarina o mantequilla de cacahuete. Es una técnica mucho más sucia, pero bastante útil.

  1. Arroz recalentado en el microondas perfectamente

Cuando recalientas el arroz sobrante en el microondas suele quedarse un poco seco. La mejor manera de evitar esto es colocar un hielo encima del mismo y, de este modo, el hielo se evaporará y el arroz absorberá la suficiente humedad para quedar delicioso. Este truco es también útil con la pasta.

  1. Ayuda contra el sabor de los medicamentos

La mayoría de medicamentos tienen un sabor horrible. Si chupamos un trozo de hielo, unos instantes antes de ingerir dichos medicamentos, nuestra lengua se adormecerá y será menos sensible a los sabores. Una gran ayuda a la hora de tragar medicamentos amargos.

  1. Disminuye los moretones

Algunas personas son especialmente sensibles a sufrir moretones con cualquier golpe. Sea o no nuestro caso, cuando suframos algún tipo de contusión, aplicar hielo envuelto en un paño ayuda a disminuir estas lesiones y también las posibles inflamaciones. El frío hace que los capilares se cierren más rápidamente, lo que se traduce en una lesión mucho menos alarmante.

  1. Extraer una astilla sin dolor

Las astillas son, sin duda, horribles. Para extraerlas lo mejor que podemos hacer es adormecer la zona con ayuda de hielo envuelto en un trapo, antes de ponernos a manipular la astilla. Este truco también sirve para las que quedan clavadas debajo de las uñas, que son especialmente dolorosas.

Los comentarios están cerrados.