¿Qué es la hieloterapia?

El agua, molécula formada por dos elementos químicos, hidrógeno y oxígeno; que se encuentra presente en la naturaleza en forma líquida, sólida o gaseosa, es esencial para la salud y la vida de todos los seres en nuestro planeta.

Incluso el cuerpo humano, así como en los animales y plantas, está conformado, a menudo, entre el 66 al 75 por ciento de agua constituyendo parte importante de su peso total. Siendo el agua un elemento tan vital, se ha utilizado desde la antigüedad para fines terapéuticos en forma de baños, bebidas y diversas aplicaciones.

Entre las diferentes formas de emplear el agua en los remedios caseros se encuentra su aplicación en forma de hielo conocida como hieloterapia o crioterapia.

Se conoce que el poder terapéutico del hielo se produce debido a una transferencia de energía calórica hacia el tejido corporal lo que causa un descenso en la temperatura.

 A través de este artículo ANTARTIC le dará algunos remedios caseros para que utilice el hielo como un aliado en los primeros auxilios, para que después acuda con su médico familiar o especialista para dar fin a ese padecimiento o dolor.

Remedio casero con hielo para la fiebre.  Llenar una bolsa de agua con hielo y aplicar sobre la frente, muñecas y pantorrillas. Retirar las compresas y aplicar otras nuevas cuando la persona con fiebre empieza a sentirse caliente. Este remedio ayuda a reducir el aumento de la temperatura corporal.

Remedio casero con hielo contra el herpes labial.  Aplicar directamente un cubo hielo en la primera sensación de cosquilleo de un herpes labial para reducir notoriamente la inflamación

Remedio casero con hielo para la urticaria o picazón.  Frotar un cubo de hielo sobre el área con picazón lo cual ayuda a reducir ésta, ya que el frío impide que los vasos sanguíneos se abran, hinchen y permitan que se libere demasiada histamina.

Remedio casero con hielo para edemas.  Aplicar una bolsa de agua que contenga hielo para disminuir un edema.

Remedio casero con hielo para el sangrado nasal.  Colocar una compresa de hielo para estimular el estrechamiento de los vasos sanguíneos y reducir el sangrado en el caso de hemorragia nasal.

Remedio casero con hielo para magulladuras y golpes.  Aplicar una bolsa de hielo sobre el área que acaba de recibir un golpe y continuar el tratamiento durante 24 horas. Este remedio comprime los vasos sanguíneos, lo cual se traduce en menor afluencia de sangre derramada a los tejidos. Consecuentemente, se evita la posible aparición de las grandes manchas negras o moretones, se reduce la inflamación al mínimo y se adormece la zona de forma tal que se disminuye el dolor.

Remedio casero con hielo para picadura de abeja.  Poner una bolsa de hielo sobre la picadura de una abeja para frenar la hinchazón y evitar que la picazón se extienda.

Remedio casero con hielo para dolores de cuello o tortícolis.  Aplicar un paquete de hielo o hielo envuelto en una toalla cuando se comienza a sentir la rigidez producto de un tortícolis.

Remedio casero con hielo para dolores musculares.  Poner una bolsa de hielo sobre el área donde se encuentra el dolor muscular y elevar durante 20 a 30 minutos. El hielo es un poderoso antiinflamatorio y ayuda a aliviar los dolores.

Remedio casero con hielo para dolores de muela.  Colocar una bolsa de hielo sobre la pieza adolorida durante 15 minutos varias veces al día hasta que se llegue al consultorio odontológico.

Remedio casero con hielo para los chupetones, chupones o sugilación.  Envolver un cubo de hielo en un paño o toalla delgada limpia y frotar sobre el chupetón por 5 minutos y después retirar.   Luego esperar otros 5 minutos y aplicar de nuevo durante 5 minutos. Este remedio debe ser aplicado tan pronto se haya producido el chupetón. Pasado 24 horas, se cambiará el hielo por paños empapados en agua de tibia a caliente (sin quemar).

Remedio casero con hielo para dolores de pies.  Envolver unos cuantos cubos de hielo en una toallita húmeda y frotar sobre los pies y tobillos durante unos cuantos minutos. Luego, secar los pies y frotar con vinagre. Este remedio alivia cualquier inflamación y, también, sirve como ligero anestésico.

Los comentarios están cerrados.